domingo, 23 de septiembre de 2007

x18+2 y pico:¿ Donde van, de verdad, los dineros de todos?

Estos días ha sido noticia la decisión del Presidente de la República francesa de reducir drásticamente los 5.000.000 de funcionarios. Y si tenemos en cuenta sus dimensiones o importancia económicas, la población (unos 60 millones de habitantes) y la estructura política fuertemente centralizada, y que en España tenemos tan solo 2.500.000, la mitad, con una población de unos 42 millones, con unos salarios muy inferiores a los de sus colegas de allende los Pirineos, pero con una estructura política descentralizada hasta unos extremos no conocidos en los países de la Unión europea, ni en la mayoría de la OCDE. Pregunta 1 ¿Dónde se va el dinero de los Presupuestos por comparación con los franceses?. Pues, por no cansar al avispado lector, y resumiendo para atender las necesidades de una estructura elefantiasica con (18+2) Presidentes de Gobierno, (18+ 2) Estructuras ministeriales y sus decenas de Organismos Autónomos, (18+2) Parlamentos, (18+2) Infraestructuras de edificios y “Parques móvilles” con sus gastos diarios de mantenimiento (energía, limpieza..), (18+2) colecciones o pléyades crecientes de Asesores y Consultores que no forman parte de la sufrida “Función Pública”, pero consideradas imprescindibles por los políticos de turno, sean del color que sean, y con unos emolumentos que para si quisieran los ejecutivos de las empresas del país. Pregunta2: ¿Alguien cree que con este nivel de dispendio esta estructura puede resistir otro cuarto de siglo?. El que suscribe cree que no. Y ello es de mucho preocupar. Y con ello no hago mas que repetir y recordar algo que dijo, hace mucho tiempo, una persona muy querida y mucho más inteligente que este escribidor, al darse cuenta del alcance de la Constitución redactada por los ahora conocidos como Padres de la Patria. Qe Dios les perdone.

1 comentario:

Benicato dijo...

Pues aqui se puede encontrar una pista. Los representantes del Pueblo soberano saben cuidar muy bien de sus intereses. Los personales, claro. Porque de las retribuciones de los votantes asalariados, de eso, ni hablar. O al menos, no votar. ¡Vivir para ver!

http://www.espacioseuropeos.com/visor.aspx?NewsID=1873